Archivo mensual: febrero 2009

Wikipedia y conocimiento experto

che_flag.gif
The Chronicle of Higher Education publica en estos días un interesante artículo sobre la sostenida polémica entre uno de los fundadores de Wikipedia, Larry Sanger, que más tarde se retiró para crear primero Nupedia y luego Citizendium, y los creyentes en el carácter igualitario y la construcción del conocimiento “desde abajo” que caracterizan a la popular enciclopedia.
Ver el artículo completo más abajo con los enlaces relevantes.
What Does Wikipedia Mean for the Future of Expertise?
The rise of Wikipedia seems to have afflicted some scholars with a mild case of existential panic. And understandably so: When the world’s most popular reference tool is such an egalitarian outfit, that can be interpreted as a fairly stiff challenge to the value of expertise, right?
It most certainly can, writes Larry Sanger in a new article on “The Fate of Expertise After Wikipedia.” But fear not, scholars: Expertise, he says, will win out in the end.
Seasoned Wikipedia watchers are already familiar with the saga of Mr. Sanger: He was there with Jimmy Wales when the online encyclopedia was founded (and, in fact, when its predecessor, Nupedia, was conceived), but he left Wikipedia in 2002 because he felt the site’s credentials-be-damned approach benefited vandals and kept away scholars. In 2006 he unveiled Citizendium, a competing encyclopedia that entrusts editing power to approved experts. And he has emerged, over the past few years, as a reliable gadfly, always willing to make the case that Wikipedia’s perceived inhospitability to experts is holding the site back.
Writing for a special issue of the philosophy journal Episteme, Mr. Sanger — who has a Ph.D. in philosophy and a particular interest in epistemology — offers what he calls “a work of academic philosophy” weighing in on “Wikipedia’s epistemic potential.” Which means that Wikipedia’s contributors and critics will have to wade through some high-minded epistemological stuff before they get to the part that really riles them.
Still, there’s enough grist to fill a Slashdot thread in the article’s final section, where Mr. Sanger aims to demonstrate that Wikipedia is “nothing like the egalitarian utopia its most radical defenders might have us believe.” (Since he was around for Wikipedia’s heady early days, Mr. Sanger has certainly heard more paeans to the site’s egalitarian principles than most of its users have. But the anti-utopian argument still feels a bit like a battle against a straw man.)
Mr. Sanger raises one especially interesting point: While conventional wisdom seems to hold that most Wikipedia articles improve over time, he’s far from sold. In fact, he offers an alternate hypothesis: “The quality of a given Wikipedia article will do a random walk around the highest level of quality permitted by the most persistent and aggressive people who follow an article.” It’s a well-turned theory, but is it true?

Anuncios

Portugal: Reorganización exitosa del primer ciclo de la educación pública básica

Mineduc_PORT.png
Se acaba de hacer público el Informe preparado por un grupo internacional de evaluadores externos sobre la reforma implementada por el Gobierno del Portugal a su sistema escolar básico (primer ciclo de la educación obligatoria). Esta reforma ha sido clasificada como exitosa por la OCDE en sus primeros resultados y como un interesante ejemplo para países que buscan reorganizar la provisión pública en la enseñanza primaria y mejorar los resultados de aprendizaje de los alumnos.
Dado que la reforma portuguesa ha envuelto un intenso proceso de: (i) reorganización de la provisión escolar pública (con más de dos mil escuelas de pequeña escala cerradas desde el año 2005), (ii) la formación de clusters que gestionan a establecimientos coordinando su desarrollo, (iii) participación de las municipalidades y la comunidad, (iv) la adopción de una jornada escolar completa y (v) el mejoramiento del entrenamiento en servicio de los docentes, ella aparace dotada de un alto interés para Chile y otros países de América Latina.
Según señala Deborah Roseveare, Head of the Education and Training Policy Division, Directorate for Education,
OECD, en la conclusión del Prólogo de este Informe:
This report deserves to be studied by others looking at similar issues and challenges in their own countries, not least because it provides an excellent case study into how to make reform happen and how to manage implementation successfully so as to deliver real improvements. Indeed, this report will be a valuable resource for the OECD to draw on in its work assisting other countries in their efforts to reshape education policies to deliver better student outcomes.
Bajar el Informe completo (en inglés) aquí 1,75 MB pdfIcon_24.png
Versión disponible, asimismo, en portugués 1,75 MB pdfIcon_24.png
Ver a continuación el Prólogo y, más abajo, el Índice y los principales hallazgos.
Prólogo
Countries in the OECD and throughout the world are constantly looking for ways to improve the performance of their education systems, knowing that these play a pivotal role in enhancing economic growth and social cohesion, developing young people to reach their full potential and underpinning healthy and vibrant societies.
And all efforts to reshape basic education systems have the same ultimate objective – to improve the learning outcomes for every student in every classroom in the country. Portugal has put in place since 2005 an ambitious set of measures to improve teaching and learning conditions in the first four years of compulsory education, which comprise the first cycle. These reforms have been comprehensive and their design has drawn on evidence of what works in other countries and lessons learned elsewhere. Nevertheless they have been carefully tailored to fit the Portuguese context and to respond to the country’s particular priorities and challenges.
Good policy design is a pre-requisite for success, but improvements in outcomes will only start to flow through as policy changes are progressively implemented and lead to positive changes in teaching and learning practices in the classroom. This requires a major investment of time and effort. And it can take many years before the full benefits of these reforms can be measured in national or international assessments of learning outcomes.
Responsible policymakers look for intermediate assessments and evaluations during the implementation phase to provide them with feedback on whether the path being followed is delivering the benefits expected and how the strategy might need to be fine-tuned, adjusted or augmented in light of experience. Indeed, there has been some shift across countries away from approaching education policy as a series of one-off reform initiatives per se towards building self-adjusting systems with rich feedback at all levels, incentives to react, and tools to strengthen capacities to deliver better outcomes.
In this spirit, the Ministry of Education (ME) has commissioned this report from a group of independent international experts led by Dr. Peter Matthews. The evaluation and assessment that they have carried out in Portugal follows closely the methodology and approach that the OECD has used in assessing a range of education policies across many member countries over a number of years.
This report presents emerging evidence that these measures are already raising the standards of basic education. These early results are very encouraging. The report provides not only an assessment of the policy changes and the achievements to date but also makes thoughtful and constructive recommendations on aspects that could be improved or further developed. These recommendations merit the full consideration of the Portuguese authorities.
This report provides valuable insights to the Portuguese authorities, to stakeholders in the education system and to the general public. It will, no doubt, make an invaluable contribution to raising the level of national dialogue on education policies and practices as well as keeping a spotlight on the ongoing challenge of modern societies to raise educational performance and improve student outcomes at all levels and ages.
Portugal’s approach to reform in education is also attracting attention internationally. This report deserves to be studied by others looking at similar issues and challenges in their own countries, not least because it provides an excellent case study into how to make reform happen and how to manage implementation successfully so as to deliver real improvements. Indeed, this report will be a valuable resource for the OECD to draw on in its work assisting other countries in their efforts to reshape education policies to deliver better student outcomes.
Índice
Foreword
Introduction
1. SUMMARY OF EVALUATION FINDINGS AND RECOMMENDATIONS
Main findings
1.1 System leadership
1.2 Reorganisation and development of the school network
1.3 Expansion of full-time school and access to curricular enrichment activities
1.4 Teacher training
1.5 School leadership and managerial clarity
1.6 Monitoring, evaluation and accountability
Recommendations
2. BACKGROUND
2.1 Reform of the first cycle of compulsory education in Portugal
2.2 Evaluation goals and method
2.3 Structure of the report
3. REORGANISATION OF THE SCHOOL NETWORK
3.1 Demographic trends
3.2 The school system and its management
3.3 Research evidence
3.4 Government action and implementation
3.5 The concept of school centres and vertical clusters
3.6 Levers of change: charters and incentives
3.7 Conduct of the reorganisation process
3.8 Two shift schools
3.9 Influences on the reorganisation process
3.10 School centres
3.11 Incentives for change
3.12 The retention issue
3.13 Strengths of the school reorganisation strategies
3.14 Weaknesses which remain in the system
4. EXPANSION OF FULL-TIME SCHOOL AND ACCESS TO CURRICULUM ENRICHMENT ACTIVITIES
4.1 Objectives and their realisation
4.2 CEA teachers: their training, employment and monitoring
4.3 Financial provision for CEA programmes
4.4 Facilities and other factors
4.5 Quality assurance
4.6 Strengths of the programme
4.7 Some issues or weaknesses
4.8 Challenges
5. IN-SERVICE TRAINING FOR TEACHERS IN MATHEMATICS, PORTUGUESE LANGUAGE AND EXPERIMENTAL TEACHING OF SCIENCE
5.1 Overview
5.2 Strengths of the in-service training model
5.3 Possible scope for developing the in-service training model and its impact
5.4 Key features of best practice in the design of the in-service programmes
5.5 In-service training in the Portuguese language and the national reading plan
5.6 In-service training and pupil achievement data
6. LEADERSHIP FOR SUSTAINED IMPROVEMENT
6.1 System-wide leadership
6.2 Creative use of legislative powers
6.3 Hitching the reforms to educational quality, opportunity and achievement
6.4 The next challenges
6.5 Concluding comments

Continuar leyendo


Informe sobre la Educación Post-secundaria en Canadá

CCL.png El Canadian Council on Learning dio a conocer en estos días el Informe Post-secondary Education (PSE) in Canada: Meeting our Needs?, el cual resulta de especial de interés en este momento que una Comisión Asesora Presidencial se halla abocada a estudiar el futuro de la educación post-secundaria en Chile.
Ver Resumemn Ejecutivo del Informe aquí 90 KB (PDF).
Ver Informer completo aquí 2,8 MB (PDF).
Entre las debilidades del sistema canadiense de PSE, el Informe anota:
CCL’s PSE report, the only comprehensive review of the ability of Canada’s universities, colleges and apprenticeship programs to respond to Canada’s social and economic goals, points to several weaknesses in the PSE sector:
— Skills match: Little is known about why students choose a particular PSE program, decisions that have a direct impact on the skill sets available in the workforce.
— Capacity: Over the last two decades, university enrolment in Canada increased at three times the rate of increases in full-time faculty.
— Innovation: While we boast the highest PSE attainment of any OECD country (in terms of working-age population), in 2006 Canada ranked 20 out of 30 countries in its proportion of science and engineering graduates.
— Quality: Canada lacks a thorough approach to quality assurance that would apply equally to all of its universities, colleges and apprenticeship programs.
INDICE
Chapter 1: From Access to Attainment
Chapter 2: Under-representation and Gender Disparities in PSE
Chapter 3: Lifelong Learning and PSE
Chapter 4: Affordable and Sustainable PSE
Chapter 5: Innovation, Knowledge Creation and Knowledge Transfer
Chapter 6: Active, Healthy Citizenry
Chapter 7: A Skilled and Adaptable Workforce
Chapter 8: Quality Assurance in PSE
Ver rel comunicado de prensa que acompañó la entrega del Informe más abajo.

Continuar leyendo


El Estado como pater familias en el caso de niños con problemas de adaptación social: situación en España

elpais01.gif
¿Cómo se desempeña el Estado como padre en España, una vez que se hace cargo de la formación de niños con problemas de adaptación hasta la edad de 18 años? A continuación reportaje del papel fallido del Estado en este ámbito del diario El País y, más abajo, una entrevista al Defensor del Pueblo de España, autor del reciente informe sobre los centros de menores con problemas de adaptación social que muestra una realidad arbitraria y desoladora.
El trato a menores con problemas – El Estado fracasa como padre
Pocos jóvenes logran encauzar su vida al salir del centro de menores – Sus hijos forman otra generación de inadaptados
REYES RINCÓN
El País., Sevilla – 19/02/2009
Cuando Sara Casas vio entrar en la nave industrial en la que vivía a la trabajadora social ya supuso lo que le esperaba. “Van a retirarnos a la niña”, recuerda que le dijo a su pareja. La conocía. Era la misma que le había acompañado en sus seis años de peregrinaje por centros de protección de Andalucía. Salió del último al cumplir la mayoría de edad, y asegura que la Administración no se volvió a preocupar de ella hasta que se enteraron de que esperaba un hijo. Lo mismo que afirman haber vivido muchos de los jóvenes criados en estos centros, que alegan que el Estado que ejerció legalmente de padre durante su infancia les dejó en la calle y con pocos apoyos al cumplir los 18. Algunos logran encauzar su vida con éxito; otros, sobre todo los que fueron para el Estado unos hijos rebeldes, fracasan en su intento de reinsertarse en la sociedad.
El informe del Defensor del Pueblo sobre centros de menores alerta de “la escasez de recursos existentes” para los jóvenes que cumplen 18 años, edad en la que deben abandonar el sistema de protección. Según el análisis del Defensor, esta situación provoca que pasen de un entorno con una estructura muy reglada a vivir libremente, lo que les deja “en cierto modo desamparados” y en peligro de “sufrir graves retrocesos en su evolución”.
Según el informe, “en la mayoría de los centros no se lleva a cabo un seguimiento formal de los menores” cuando salen, sino que son ellos los que continúan “llamando y visitando” las instalaciones. Muchas comunidades cuentan con planes específicos para apoyarles cuando dejan los hogares del Estado. Les ofrecen ayudas económicas, pisos compartidos y tutelados y formación para ayudarles en su reinserción social y laboral. Además de en la forma, los recursos de las comunidades coinciden en el fondo: sólo se suman a ellos los jóvenes que voluntariamente quieren. “Si en la adolescencia han respondido a toda la intervención educativa de los centros, se les va preparando para que cuando salgan se integren en la red de pisos tutelados y los demás recursos”, dice Carmen Belinchón, directora general de Infancia y Familias de Andalucía, que cifra en alrededor del 80% el número de jóvenes que se adhieren a este plan al cumplir la mayoría de edad. Con los que no quieren ayuda, no se puede hacer nada, añade Belinchón. “No podemos obligarles a quedarse. Ahora bien, siempre se llevan el teléfono y la dirección por lo que puedan necesitar”.
Estos programas tienen especial seguimiento entre los menores extranjeros que llegaron a España sin familia y quedaron a cargo de la Administración. Los españoles optan en su mayoría por intentar recuperar los vínculos familiares o buscar su emancipación en solitario. “Lo ideal sería que todos pasaran por pisos tutelados, pero muchos están hartos de vivir institucionalizados y lo que quieren es salir del sistema”, apunta el Defensor del Pueblo de Andalucía, José Chamizo. La realidad es que cuando abandonan el centro muchos se encuentran desorientados, con un fuerte desarraigo familiar y pocas caras conocidas en el mundo exterior.
A Sara Casas le retiraron la niña que tuvo tras aquel primer embarazo y los mellizos que nacieron un año después. Los tres, de cuatro y tres años, viven en un centro y ven a su madre dos horas a la semana. La joven, que tiene 25 y ha conseguido un contrato de trabajo por un año, cuenta que lo mismo que a ella le ha pasado a muchas otras de sus ex compañeras de piso del Estado. “En cuanto se enteran de que estás con una barriga, te quitan el niño”, asegura. La razón, como en el caso de Sara, suele ser la falta de recursos de las madres, jóvenes que crecieron y se educaron bajo la tutela de una Administración que luego las considera “no aptas” para cuidar de sus hijos.
No hay estadísticas que recojan cuántos de estos jóvenes que fueron hijos de la Administración acaban descarrilando, pero los expertos aseguran que son muchos. Sara conoce a “demasiados” ex compañeros que han fracasado en su intento de lograr reinsertarse en la sociedad al salir de esos hogares tutelados. “Unos acaban en la cárcel y muchos enganchados”, cuenta. Su hermano pequeño está en prisión por robo: pasó su primera infancia en centros de protección, la adolescencia en los de reforma y ha empezado la vida adulta en la cárcel. Una trayectoria “desgraciadamente habitual”, según el abogado José Antonio Bosch, que está a cargo de la batalla judicial de Sara por recuperar a sus hijos.
“Muchas veces, cuando tú ves el entorno en el que nace un niño ya sabes que tiene el 99% de probabilidad de pasar por el sistema de protección y de reforma penal. ¿Qué respuesta da el sistema a eso?”, se pregunta el abogado, que, como el resto de expertos, reconoce que hay casos de chavales a los que les va bien al abandonar el centro, pero cree que son muchos menos de los que deberían. “Puede que mi experiencia sea más negativa porque yo sólo veo aquello que se pudre. Pero yo lo que veo es que un chaval cumple 18 años y lo ponen en la calle”, apunta.
Asunción García, presidenta de la Asociación Proderechos Humanos del Menor, ha conocido a muchos jóvenes que han crecido a caballo entre centros de protección y familias con pocos recursos o muy desestructuradas. Y asegura que el resultado de esta combinación a menudo es desalentadora: “Conozco a muchos niños que han salido de centros, tanto de desamparo como de reforma, y su futuro es mucho peor que si se hubieran quedado con su familia”. “Los que crecen en esos pisos salen con un desarraigo total, no tienen a nadie. Tienen la cárcel. Muchos acaban allí”, se lamenta García.
El panorama, según el Defensor del Pueblo Andaluz, es menos dramático. “Todo depende del perfil del menor. A algunos les va muy bien luego y a otros no”. Pero Chamizo reconoce que los casos fallidos son “una realidad frecuente”. De la misma opinión es José Luis Utrera, juez de familia de Málaga, quien recalca que cada chaval criado en los centros que luego no consigue normalizar su vida es “un fracaso absoluto del sistema”. “Si yo he tenido la tutela, yo soy el culpable. Casi habría que indemnizar a esos jóvenes”, dice el juez.
Para casos como el de los hijos de Sara, Utrera habla de “niños desamparados de segunda generación”. Sus padres crecieron en centros y ellos están abocados a lo mismo. “Empieza a haber un porcentaje elevado”, advierte el juez. La diferencia entre una generación y otra es que los padres de la primera no conocían por dentro el sistema, mientras que los de la segunda han crecido en él. Sara Casas cuenta que no puede evitar proyectar en sus hijos su propia experiencia, que en su caso no fue buena, y se le parte el alma cada vez que acaban sus visitas semanales. “Cuando voy a verlos los visten de príncipes y son muy cariñosos con ellos. Pero sé que cuando me voy no es siempre así. Me lo hacían a mí”.

Continuar leyendo


Universidad de Michoacan, México: las dificultades de una universidades pública en América Latina

UniMichoacana.jpg
La Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), institución universitaria pública radicada en el Estado de Michoacan, México, y condocida por su estatuto ampliamente “democrático-participativo-colegial”, enfrenta una crisis financiera y se hallaba en estos días a las puertas de una huelga, que logró ser conjurada, a diferencia de la huelga que la mantuvo cerrfada durante casi 40 días en 2008.
Ver una selección de reportajes más abajo.
Detener la marcha de la Universidad generaría una crisis mayor: Figueroa
La rectora de la máxima casa de estudios rindió su segundo informe frente al Consejo Universitario
Gladis Leon González
La Jornada, Michoacán, 18 febrero 2009
“Nuestra responsabilidad social nos obliga a no detener la marcha de la Universidad. Somos una universidad popular, por ello, si detenemos nuestra marcha por una crisis económica, estaremos generando una mayor crisis a futuro”, externó la rectora de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Silvia Figueroa Zamudio, durante la rendición de su segundo informe al frente de la máxima casa de estudios.
Por lo anterior, hizo un llamado a los gobiernos federal y estatal a encontrar mecanismos para atender los requerimientos laborales, toda vez que “la tendencia observada en el financiamiento federal ordinario y extraordinario es de una reducción progresiva de los subsidios ordinarios y de un incremento paulatino de los fondos extraordinarios vinculados a indicadores académicos”; esto representa que cada vez más recursos de la federación se entregan a partir de concursos de proyectos entre todas las universidades a nivel nacional, y no de forma directa.
Ante el pleno del Consejo Universitario que se dio cita en el Centro Cultural Universitario de la capital michoacana, y en el contexto de dos emplazamientos a huelga, Figueroa Zamudio subrayó: “he sostenido insistentemente que la mejor defensa de la educación superior –de la educación pública- es mantenerla con las puertas abiertas y trabajando para demostrar nuestra calidad, para servir a la sociedad.
“Es un asunto muy importante en este momento de crisis económica que nos obliga a la austeridad. Por ello, y ante la proximidad de los emplazamientos a huelga, exhorto a los sindicatos de empleados y profesores a que juntos encontremos fórmulas que nos permitan encontrar condiciones dignas de trabajo, sin afectar la buena marcha académica de la Casa de Hidalgo”.
Y es que pese a que durante su gestión se ha logrado disminuir el déficit universitario, aún lleva a cuestas un faltante de recursos por el orden de los 157 millones de pesos. Silvia Figueroa expuso que al inicio de 2007, el déficit global de la institución ascendía a los 330 millones de pesos, en tanto que a principios de 2008 se redujo a un monto de 170 millones: “Durante 2008 se continuó con el proceso de saneamiento y con una intensa gestión ante instancias federales y estatales principalmente, permitió disminuir el déficit acumulado a 157 millones de pesos”.
Por lo anterior, consideró exitosas las gestiones que se han llevado a cabo para incrementar los recursos de la Universidad, sin embargo, manifestó la necesidad de continuar trabajando para fortalecer las finanzas a partir de mejoras estructurales, “que nos permitan sanear nuestra operación y mejorar nuestra competitividad para asegurar mayores recursos de la federación y del estado”.
La historiadora rezó durante su discurso: “los retos de la Universidad Pública en nuestro país son muy grandes. La Universidad Pública tiene la función social de ser la forjadora de las nuevas generaciones, de ser el centro de investigación que tienda a facilitar el desarrollo económico, social y productivo. Por tanto, nuestro quehacer académico debe estar sustentado en la búsqueda de la calidad. Sólo con calidad, la Universidad Pública podrá ofrecer a sus estudiantes las herramientas para lograr una mayor movilidad social (…) sólo con calidad podremos ir cerrando las enormes brechas económicas que caracterizan a nuestra sociedad contemporánea”.
Ante un auditorio lleno, Silvia Figueroa informó que la UMSNH alberga al 54 por ciento de los estudiantes en Michoacán, lo que implica una matrícula total de alrededor de 57 mil estudiantes, cuya tasa de crecimiento promedio anual es del 2.11 por ciento.
En torno a la demanda de la máxima casa de estudios durante el ciclo escolar2008-2009, destacó la inscripción de poco más de 14 mil estudiantes de nuevo ingreso a los tres niveles de estudios; en tanto que los estados que más estudiantes aportan a esta institución son –además de Michoacán- Guanajuato, Guerrero, el Distrito Federal, el estado de México, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Jalisco.
A nivel local, los municipios que más demandan la educación en la máxima casa de estudios son: Morelia, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Zitácuaro, Pátzcuaro, Zacapu, Apatzingán, Ciudad Hidalgo, Tacámbaro y Maravatío: “estos datos fortalecen la alta demanda de los campus universitarios en el interior del estado”.
Durante un discurso que duró aproximadamente una hora, Figueroa Zamudio subrayó que los profesores de tiempo completo de la institución educativa a su cargo son insuficientes ante los requerimientos de las escuelas, facultades e institutos, al que se suma también el número de jubilados, por lo que continuará con gestiones ante instancias federales para la apertura de un mayor número de plazas, ya que hasta el momento la UMSNH cuenta con una planta docente de 3 mil 747 trabajadores; en tanto que la fuerza laboral administrativa ascendió a los 2 mil 429 empleados.
En lo que respecta a la infraestructura y patrimonio universitario, la rectora expuso que durante 2008 se realizaron 7 obras principales cuya ejecución de recursos fue de más de 7.5 millones de pesos.
Uno de los logros más llamativos de la presente administración, consideró, fue que al cierre de 2008 el 27.9 por ciento de los Profesores de Tiempo Completo se registraron en el Sistema Nacional de Investigadores, lo que ubica a Michoacán en el séptimo lugar a nivel nacional, con 260 miembros del SNI.
“Somos de las pocas universidades a nivel nacional que dedicamos recursos propios a la investigación (…) Estamos comprometidos a generar mayor impacto social en todas nuestras actividades sustantivas y la investigación científica es un poderoso instrumento en esa labor”, indicó.
Informó la realización del octavo proceso de autoevaluación institucional, que dio como resultado el Programa Integral de Fortalecimiento Institucional 2008-2010; además, festejó la elaboración del Plan de Desarrollo Institucional 2009-2020 que: “posibilitará la evaluación y seguimiento de las tareas de las diferentes dependencias de la institución”.
No podía faltar la acreditación de los diversos programas de licenciatura, que ha sido de los principales objetivos de la actual administración, ya que durante el año pasado se lograron acreditar cinco programas educativos de licenciatura. De esta manera, se presentó un incremento en la matrícula de calidad, al pasar del 4 por ciento en enero de 2007, al 39.22 por ciento que se registró en enero de 2009.
La rectora de la máxima casa de estudios manifestó que la política de descentralización y desconcentración contribuirá a ampliar la cobertura regional a través de la prestación de los servicios universitarios en el interior del estado, y subrayó que el 93 por ciento de la matrícula total del último grado del nivel medio superior en Michoacán tiene deseo de continuar con sus estudios superiores, de los cuales, el 89 por ciento desea hacerlo en sistemas escolarizados presenciales de la Universidad Michoacana.
Finalmente externó: “Tengo confianza en que la Universidad Michoacana sabrá construir su futuro con la participación de todos los universitarios y con el respaldo de los gobiernos y de la sociedad. El futuro de nuestra Universidad es una tarea colectiva, un compromiso que involucra a todos, porque la Universidad interesa a todos. Aquí y ante ustedes refrendo mi compromiso por continuar respondiendo cabalmente a los retos que enfrenta la Casa de Hidalgo, nuestra casa”.
—————————————————————-
Reducen el déficit en la Universidad
Oscar RODRIGUEZ
La Opinión de Michoacán, 17 de February de 2009
MORELIA MICH.- Con una huelga en puerta, la rectora de la Universidad Michoacana, Silvia Figueroa Zamudio, rindió su informe de actividades correspondiente a su segundo año de gestión, donde destacó la reducción del déficit que arrastra la institución al bajarlo de 300 a 157 millones de pesos.
Por la mañana, la rectora bromeaba con su cuerpo de gobierno, sentada en un conocido café de la avenida Madero y citó: «Me gustan las emociones fuertes, ya vez hoy doy mi informe y tengo dos emplazamientos a huelgas en este mes».
Los movimientos huelguísticos que amenazan a la Casa de Hidalgo también fueron tocados durante el informe de la rectora dictado ante 84 consejeros universitarios que acudieron al llamado de Figueroa Zamudio.
La rectora nicolaita exhortó en su segundo informe de labores a los sindicatos de empleados y de profesores de la Máxima Casa de Estudios de la entidad a no afectar la marcha de la Universidad.
Además, hizo un llamado de apoyo a los gobiernos estatal y federal al asegurar que «este momento de crisis económica no obliga a la austeridad, por eso solicitamos ayuda para encontrar mecanismos que permitan atender requerimientos laborales sin cerrar la institución».
Destacó que al inicio del 2007 el déficit global de la institución era de poco más de 330 millones de pesos, al cierre de este año y principios del 2008 el déficit se redujo a 170 millones de pesos, y durante el 2008 mediante una intensa gestión ante instancias federales y estatales se disminuyó a 157 millones de pesos.
Empero, admitió que aún queda mucho por hacer para fortalecer las finanzas con base en mejoras estructurales que permitan sanear la operación y mejorar la competitividad para asegurar mayores recursos de la Federación y el Estado.
Ante los próximos emplazamientos a huelga de los empleados el día de mañana y de los profesores el próximo cuatro de marzo, la rectora sostuvo que la mejor defensa de la educación superior es mantener la Universidad con las puestas abiertas y trabajando para demostrar su calidad, por ello exhortó a los sindicatos a encontrar estrategias que no afecten a la Máxima Casa de Estudios.
—————————————————————————-

Continuar leyendo


A favor de estándares nacionales: Federación de Maestros de los EE.UU.

ThreWashPost.gif
Columna de opinión publicada por el Presidente de la Federación de Maestros (American Federation of Teachers) de los Estados Unidos llamando a adoptar estándares de alcance nacional en el sistema de educación pública de dicho país.
The Case for National Standards
By Randi Weingarten, President of the American Federation of Teachers
The Washington Post, Monday, February 16, 2009
Rebuilding our economy for the long haul — not just to meet today’s needs — requires investing in education. President Obama rightly has called for immediate investments to build the classrooms, laboratories and libraries our children require to meet 21st-century challenges and to increase funding for crucial educational programs. But to address the challenges and seize the opportunities of this new century, we must do even more.
From my office in Washington, I can see beyond the Capitol to Virginia. I can ride a few stops on the Metro and be in Maryland. These three jurisdictions are so close in miles yet have very different standards for what their students should know and be able to do — just as every state in the union has its own standards. The result is 51 benchmarks of varying content and quality.
There are many areas in education around which we need to build consensus. A good place to start would be revisiting the issue of national standards. Abundant evidence suggests that common, rigorous standards lead to more students reaching higher levels of achievement.
The countries that consistently outperform the United States on international assessments all have national standards, with core curriculum, assessments and time for professional development for teachers based on those standards. Here in the United States, students in Massachusetts, which has been recognized for setting high standards, scored on a par with the highest-performing countries in both math and science on a recent international assessment. After Minnesota adopted rigorous math standards, students there ranked fifth in the world on the mathematics portion of that assessment. Academic standards for students in the rest of the country, unfortunately, are a mixed bag.
Imagine the outrage if, say, the Pittsburgh Steelers had to move the ball the full 10 yards for a first down during the Super Bowl while the Arizona Cardinals had to go only seven. Imagine if this scenario were sanctioned by the National Football League. Such a system would be unfair and preposterous.
But there is little outrage over the uneven patchwork of academic standards for students in our 50 states and the District of Columbia. And the federal government has tacitly accepted this situation by giving a seal of approval to states that meet the benchmarks for improved achievement established by the federal No Child Left Behind Act — even if their standards are lower than those of other states (which might not fare as well when measured by NCLB’s yardstick).
Should fate, as determined by a student’s Zip code, dictate how much algebra he or she is taught? Such a system isn’t practical: Modern American society is highly mobile. And it’s just not right — every child attending U.S. public schools should be taught to high standards, regardless of where he or she lives.
I am not talking about federal standards for every subject taught in American public schools, nor am I proposing that state and local education authorities lose all say on curriculum. I certainly am not suggesting that teachers be forced to provide instruction in a scripted, lock-step manner, unable to tailor lessons or draw on their own expertise. Just as different pianists can look at the same music and bring to it unique interpretations and flourishes, various teachers working from a common standard should be able to do the same.
Education is a local issue, but there is a body of knowledge about what children should know and be able to do that should guide decisions about curriculum and testing. I propose that a broad-based group — made up of educators, elected officials, community leaders, and experts in pedagogy and particular content — come together to take the best academic standards and make them available as a national model. Teachers then would need the professional development, and the teaching and learning conditions, to make the standards more than mere words.
I’m not so naive as to think that it would be easy to reach consensus on national standards, but I believe that most people would agree that there is academic content that all students in America’s public schools should be taught, and be taught to high standards. And I would expect near-consensus on the fact that, today, we are failing in that important mission. A national agreement about certain aspects of what every well-educated child in every American public school should learn won’t be easy to arrive at, but that is no reason to give up before we even try.
High standards improve teaching and learning. If we really believe that all children can and should reach high levels of achievement, it only makes sense to define those benchmarks. The time has come for a serious consideration of national academic standards.


El futuro de las tecnologias digitales en los colegios: perspectivas divergentes

ednext_20091_cover.png La revista NEXT, una de las más interesantes en el área educacional que se publica en los Estado Unidos, trae en su último número una interesante entrevista a John Chubb de Edison Schools y a Terry Moe, cientista político de la Universidad de Stanford y senior fellow de la Hoover Institution,
autores del polémico libro Politics, Markets, and America’s Schools sobre el futuro de las nuevas tecnologías digitales en los colegios. Además se entrevista a Larry Cuban, profesor emérito de educación en la Universidad de Stanford y autor del influyente libro: Oversold and Underused: Computers in the Classroom, que ofrece una visión menos optimista de dicho futuro.
Ver artículo completo, incluidos los gráficos y tablas, aquí.
Motivación de la entrevista
Can new education technologies short-circuit change-resistant politics and remake our schools? Or are well-intended advocates once again overhyping the ability of electrons and processors to solve thorny problems of teaching and learning? In this Education Next forum, John Chubb of Edison Schools and Stanford University political scientist Terry Moe make the case for the transformative power of today’s technology. Twenty years ago, this duo coauthored the debate-changing Politics, Markets, and America’s Schools. Their new book, Liberating Learning: Technology, Politics, and the Future of American Education, lays out a bold vision of the future. A more skeptical view of technology’s potential impact on education is offered by Larry Cuban, professor emeritus of education at Stanford University and author of Oversold and Underused: Computers in the Classroom.
Ver entrevista completa más abajo, sin gráficos y tablas.

Continuar leyendo